¿Porque las articulaciones duelen más en invierno?

El dolor en las articulaciones puede ser provocado por diferentes condiciones de salud como artritis, inflamación o debido a una lesión. El dolor, la rigidez y la hinchazón en la articulación pueden causar grandes molestias. Pero el dolor durante el clima frío puede ser un problema diferente. Es posible que haya visto a alguna persona quejarse de dolor en las articulaciones con frecuencia en esta temporada. Esto no es ni su imaginación, la caída de la temperatura realmente puede empeorar su dolor. ¿Alguna vez has pensado por qué sucede esto? ¿Cuál es el vínculo entre sus articulaciones y el cambio de temperatura?

¿Qué conduce al dolor en las articulaciones en clima frío?

Aunque no se conoce la causa real del dolor en las articulaciones en clima frío, los expertos tienen algunas teorías al respecto.

Algunos expertos creen que en los inviernos nuestro cuerpo comienza a conservar el calor y envía una mayor cantidad de sangre a los órganos ubicados en el centro del cuerpo. En esta situación, los vasos sanguíneos presentes en nuestros brazos, piernas, hombros, articulaciones de las rodillas se vuelven rígidos, causando dolor e incomodidad.

Según otra teoría, el cambio en la presión barométrica (la presión dentro de la atmósfera de la Tierra) puede incluso causar inflamación en las articulaciones. Además, nuestros nervios en las articulaciones se vuelven más sensibles en climas fríos, lo que empeora el dolor.

GENOVE VENDAJE REF 20C

Trucos simples a seguir para el alivio.

Manténgase en movimiento: la primera forma de evitar este problema es mantenerse caliente. Use ropa de lana antes de salir de su casa. Si va a caminar, use suficiente ropa.

Beba mucha agua: la deshidratación también puede provocar calambres musculares y dolor en las articulaciones. Para evitar este problema, beba una cantidad suficiente de agua en todas las estaciones.

Vitamina D: el bajo nivel de vitamina D en el cuerpo también puede hacerlo más sensible al dolor. Intente aumentar su ingesta de vitamina D ya que la deficiencia de este nutriente puede ponerlo en riesgo de osteoporosis. Pase algún tiempo bajo el sol para aumentar su nivel de ingesta de vitamina
D.
Ejercite el cuerpo: realizar algunos ejercicios de estiramiento mantendrá tus huesos fuertes y te aliviará el dolor. Pero no exagere, solo trate de ser un poco activo.

Masajes: Los masajes son una buena opción sobre todo si son descontraturantes o relajantes, visitar un centro o Spa de masajes en Barcelona o cualquier otra ciudad es recomendable.

Si experimenta un dolor intenso incluso después de seguir todos los remedios naturales, hable con un ortopedista o fisioterapeuta. Descuidar la condición puede empeorar la situación. El dolor en las articulaciones puede ser el signo inicial de artritis y otras afecciones graves de salud.